lunes, 31 de marzo de 2014

Kathrine Switzer, 261 Women Marathon

Sin duda detrás de cada persona hay una historia para contar. Pero cuando conocí la historia de Kathrine Switzer, me quedé impresionada.

Este fin de semana he tenido la suerte de poder ir a Palma de Mallorca para participar en la primera edición de la carrera 261 Women Marathon dedicada a las mujeres. Ha sido una experiencia emocionante por muchos motivos.

Admiro profundamente la valentía de esta mujer que tuvo en 1967 en la maratón de Boston. en aquellos años estaba prohibido la participación de las mujeres en las carreras de 42.195 km. simplemente se pensaba que las mujeres no podía desafiar esta distancia y por la tanto su participación en ellas no existía. De eso no hace tantos años, 47 años.  Se inscribió con sus iniciales para ocultar que era una mujer y participó. fue descubierta por el director de la maratón de Boston y quiso sacarla de manera violenta en plena carrera. Su novio y entrenador que corrían con ella la apoyaron para acabarla. Tomó una decisión muy muy importante, "he de terminar la carrera sino le daré la razón a todas las personas que piensan que las mujeres sencillamente no pueden correr esta distancia" continuo y yo creo sinceramente que la historia del deporte femenino cambió de rumbo con este gesta.

A raíz de esta experiencia tan negativa que vivió en Boston decidió luchar para hacer un hueco a las mujeres en el running y hace 30 años que la distancia de la maratón está como prueba en las olimpiadas y por supuesto con la participación femenina. Renunció a tener hijos para hacer esta labor en apoyo a las mujeres. Sencillamente admirable todo lo que ha hecho.

Este fin de semana organizaba la primera edición en Palma de Mallorca de la 261 Women Marathon. al enterarme de que se iba a celebrar, no lo dudé y se lo comenté a Meri y Lourdes (amigas y compañeras de fatiga del club Gavá) ellas tampoco lo dudaron y rápidamente nos inscribimos.

El sábado por la tarde asistimos a la conferencia que dieron entorno a este evento Kathrine Switzer, Martín Fiz, Nuria Fernández y dos personas más.
Al acabar la conferencia no quise perder la oportunidad de darle las gracias por su valentía en 1967 y le llevé unos bombones Heronymous que había preparado con todo el cariño del mundo. Se los pude dar y cual fue mi sorpresa cuando me preguntó si tenía una cámara de fotos para hacernos fotos. Lourdes llevaba mi Ipad y ya nos había hecho muchas fotos mientras hablábamos. Emocionada de tener el mega reportaje de las fotos, lástima que la emoción de las fotos me duró pocos minutos ya que al cabo de un rato me robaron el Ipad y me quedé con una sola foto pero eso sí, con el recuerdo de como ponía atención a lo que le decía, su mirada , su gesto cariñoso y su abrazo cuando le di los bombones.

Después del disgusto del Ipad, pensé que no debía arruinar el resto del fin de semana con esta incidencia y seguí estando atenta a no perder detalle del evento y de compartir con Meri y Lourdes aquella experiencia que ha sido muy emocionante.

Lourdes y yo no corrimos la maratón ya que era un objetivo lejos de nosotras por falta de entreno, pero sí corrimos los 10.000 que también ofrecía la organización. Meri, sí se lanzó a la maratón valiente como es ella con una amiga suya, Montse. Para Montse iba a ser su primera maratón y verla llegar al lado de Meri hicieron que dos lágrimas se me escaparan.

Una maratón dura, muy dura diría yo. Habías 640 personas de las cuales solo 175 participarían en la maratón y el resto correríamos los 10.000.

Yo llevaba una media de entreno de 4 a 7 km en los últimos 3 meses a la semana y la verdad no corría un 10.000 hace mucho y no sabía como me sentiría. Lourdes no me dejó mucha opción a relajarme y los primeros 4 km no me encontraba, el chubasquero atado a la situar se me cayó hacia los pies provocando un tropezón, al recogerlo se me enredó con los auriculares y no había manera de desenredar el chubasquero de la cintura con los auriculares. Lourdes con cara de que no me sirve de excusa me cogió el chubasquero y se lo ató a su cintura. Desde aquel momento pensé en una frase de Tere, " cuando sales a competir hay que focalizar y no distraerte con nada más que el objetivo".

Miraba los pies de Lourdes y el objetivo es que no se me fueran más de 50 cm de los míos.  "No estoy nada entrenada y vamos muy rápido y quedan todavía 6 km al km 8 estaré fundida. " Lourdes me miraba de reojo, me señalaba que le diera al ritmo y yo pensaba que el desayuno estaba en mi cuello, que presentía que el flato me atacaría en cualquier momento. Pero después de estar dando vueltas a la cabeza pensé, no, ni flatos , ni desayunos, ni excusas, que aguantaría como pudiese. Poco antes de llegar a meta adelantamos a una chica ( y a muchas) pero ya se sabe lo que pasa cuando alguien te adelanta. No quieres y ella se arrancó para volvernos a adelantarnos. Una vez llegó a nuestra altura pensé, no, va a ser que no y me arranqué  con más velocidad. Lourdes no estaba avisada del cambio de ritmo, me giré para ver si me seguía y por supuesto que lo hizo. Yo pensé que duraría 30 metros a esta velocidad. Lourdes cogió el relevo del ritmo y pensé: " aguanta como puedas pero llega antes que la chica" que nos había adelantado y que volvía a intentarlo. Llegamos a meta en 56m 40 seg, para mí ya me parecía un súper tiempo teniendo en cuenta el cero entreno que llevaba y que en mi último 10.000 había hecho 59 min.

Kathrine Switzer estaba en meta esperando a cada una de las corredoras y una a una las iba abrazando para felicitarnos. Gran emoción. Nos fuimos al hotel, ducha y calcular como y donde estaría Meri con Montse. Hacía muy mal tiempo y la primera vez que pasaban por la zona del hotel las animamos desde la ventana (malas amigas ) después ya bajamos en su búsqueda y francamente, una maratón de solo 175 personas en carrera y ver a Meri a Montse con esa emoción, aguante y coraje por seguir, ha sido muy muy emocionante. Su llegada a meta ESPECTACULAR! Qué grandes sois chicas!!!

Ha sido una gran fin de semana!

Gracias Meri y Lourdes. Como siempre, compartir  batallas con vosotras es toda una experiencia.

P.D. No tengo más fotos :(


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada